Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.

dijous, 6 de febrer de 2014

Competencias básicas de la Educación

Las competencias básicas se definen como aquellas capacidades, habilidades, pensamientos, valores, etc que una persona tiene para organizar y ser válido con los aspectos de su vida como en lo personal o profesional. Esta definición es la típica que se le da a este concepto. En este post voy a hablar de las competencias básicas en la educación, ya establecidas por ley con la propuesta de la Unión Europea, en la LOE.  Pero primero, estas competencias, ¿porque forman parte del currículo?

Para responder esta pregunta sería interesante echar un vistazo al Anexo I de la LOE que explica las competencias básicas. Aquí se explaya con las finalidades de esta inclusión y la importancia de las competencias: integrar los aprendizajes formales y no formales; permitir a los estudiantes integrar estos aprendizajes y relacionarlos con otros para utilizarlos cuando sean necesarios; y orientar la enseñanza. Vamos, que en teoría se pretende orientar a un profesor para formar integralmente al alumno (como debe ser) que no solo obtenga aprendizajes teóricos sobre el papel, sino que estos le sirvan para todos sus ámbitos como persona. Qué bonita es la teoría, ¿no?

Pues estas competencias básicas son un total de ocho, según la propuesta europea, las cuales voy a exponer y explicarlas brevemente según vienen explicadas en el Anexo I.

Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico.
Esta competencia trata el desarrollo y aplicación del pensamiento científico-técnica, con la interpretación de la información recibida para procesarla y tomar una decisión coherente, con iniciativa y valiéndose por sí mismo. Es decir, la interacción con el mundo y espacio físico y real y con todos sus aspectos, como las propias personas y los cambios y actuaciones que pueden venir de ellas.

La reflexión debe ser siempre primordial en la
educación, siendo los artefactos informáticos
instrumentos para facilitar la reflexión.
Tratamiento de la información y competencia digital.
Consiste en la disposición de habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar información, transformándola en conocimiento para que sea útil en la persona, la obtención de información no tiene la consecuencia necesaria de conocimiento.  Por esto, la persona tiene que saber seleccionar, tratar, comprender y adoptar una posición crítica y reflexiva delante la información para conocerla.
Además, también se refiera a la utilización de tecnologías de información y comunicación, intentando mediante su conocimiento, sacarle el mayor rendimiento y resolver, con su ayuda, problemas de la vida real y cotidiana.


Competencia matemática.
Consiste en la habilidad de saber utilizar números, símbolos, geometría y diversos signos matemáticos en la vida real. Supone aplicar el conocimiento para resolver  problemas de ámbito matemático de manera espontánea, en saber obtener información, comprender una argumentación matemática para dar respuestas a situaciones de la vida diaria.

Competencia en comunicación.
Esta área hace referencia al buen conocimiento y utilización del lenguaje, tanto escrito como oral y tanto verbal como no verbal. Conocimiento de éste para saber expresar, comunicar, escuchar,  entender y exponer ideas y pensamientos, al igual que para dominar diferentes situaciones de comunicación.
También se hace referencia a un conocimiento y dominio de, al menos, una lengua extranjera.

Competencia cultural y artística.
Se refiere al conocimiento, la comprensión y la valoración las diferentes manifestaciones culturales, con lo que supone una manejo básico de las principales técnicas, recursos de diferentes lenguajes y símbolos artísticos y las obras más destacadas del ámbito cultural, para poder disfrutarlas, enriquecerse y expresar las sensaciones. 
Además, se ha de impulsar la creatividad y capacidad de reunir los recursos necesarios para realizar creaciones propias, y para tener la propia opinión.


Competencia social y ciudadana.
Competencia referida a la capacidad de vivir en sociedad, es decir, tener el conocimiento para convivir, respetar, cooperar, discutir, etc., y ser un ciudadano democrático, sabiendo que existen problemas ideológicos o de otro tipo, y sabiendo resolver estos con el dialogo y el respeto. Permite comprender la realidad social del mundo, comprendiendo la evolución, los logros, equivocaciones y problemas
Además, se refiere a adoptar una actitud participativa, activa en la sociedad, conocer para poder ejercitar, por ejemplo  los derechos, responsabilidades, valores democráticos…


Desmotivación en la escuela sacando el tópico
''aprobar por aprobar'' que tanto daño hace
Competencia para aprender a aprender.
Esta competencia se refiere a iniciarse en el aprendizaje y seguir aprendiendo según las metas y necesidades. En esta competencia existen dos vertientes, la adquisición y desarrollo de propias capacidades como intelectuales, emocionales o físicas, imprescindibles para el aprendizaje; y el sentimiento de competencia personal (motivación, confianza…)
Por esto, las capacidades que hacen posible el aprendizaje se han de facilitar al alumno, se han de sacar de él y que tenga conciencia de ellas, pero sin olvidar la otra parte, que el aprendizaje tiene que ir guiado porque el objetivo despierte interés y curiosidad.

Autonomía e iniciativa personal
Esta parte está referida a la concienciación del conjunto de valores personales, como responsabilidad, perseverancia, conocimiento en sí mismo o la autoestima, y además en la capacidad de tener criterio propio, autónomo y valioso. No es solamente referido a las imaginaciones que uno puede tener, sino a la transformación de las ideas en acciones, es decir, la realización de proyectos que uno se propone en los diferentes ámbitos de la vida.
Además, la adaptación a los cambios con actitud positiva y la innovación del presente con flexibilidad de planteamientos y posibilidad de cambios en los proyectos, no sin antes tener un proceso de reflexión.

Obviamente se ha intentado que entre todas las competencias cubran todos los aspectos integrales de una persona, para una educación global, real e integral (que sabemos que es la valiosa)  pero esto es solo la teoría, donde realmente se hace la educación (como todos sabemos) es en las clases, en los comportamientos, sucesos, valores que se dejan ver y conductas, en las explicaciones de los conceptos teóricos, muchas de los cuales se incluyen en el currículo oculto al cual no voy a entrar ahora.

Es decir,  todas estas competencias deben ser incluidas en cada asignatura. Claro que unas tenderán a reproducir y desarrollar más una competencia que otra, pero el profesor de cada asignatura debe tenerlas todas en cuenta en sus actuaciones, porque se están formando personas no matemáticos, biólogos o escritores.

Y, para acabar, esto precisamente es lo que me hace interesarme tanto por la educación. Tenemos (en teoría) competencias que nos ayudan en nuestra actuación, es decir, nos marcan hacia donde tiene que ir encaminado nuestra educación de una forma razonable, pero (vuelvo a decir en teoría) los educadores tienen la responsabilidad y la libertad (remarco en teoría detrás de la palabra ‘’libertad’’) de realizar unos ejercicios u otros, es decir, cada clase es un mundo diferente, cada ejercicio es diferente, no son métodos de entrenamiento que se hacen y punto, ni como se ha de mantener una instalación deportiva, es mirar, pensar, reflexionar y adoptar tus actuaciones a aquellos valores o conceptos que pretendes inculcar.  Lo triste es que a veces, según currículos y reglas, se limita tanto a un profesor que tenga que hacer exactamente lo que se manda. Ahí se pierde todo lo bonito y valioso de la educación. 
Es decir, las competencias, en mi opinión, no van mal encaminadas pero no deben ser una jaula para el profesor, sino que han de ser, no solo en la teoría y también en la práctica, abiertas y dejando libertad al profesorado para ejercer su deber, porque sino, las competencias pierden toda su valía.


Todas estas competencias deben ser incluidas en cada asignatura. Y esto creo que es lo más importante, no nos tenemos que olvidar que la educación valiosa es la educación global, integral, real hacia la persona, que aquello que enseñemos enriquezca no solo a la mente con resoluciones matemáticas a ecuaciones imposibles y explicaciones sobre el ácido desoxirribonucleico, sino actuaciones, valores y conductas (muchas de las cuales se incluyen en el currículo oculto) que también es educar, muchas veces en mayor nivel que conceptos teóricos exclusivamente.

Aquí os dejo un vídeo de D. Daniel Cassany, profesor de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, que parla en general  de las competencias básicas y concretamente del lenguaje en la educación. Me ha parecido muy útil y interesante lo que expresa de construir puentes, es decir, que su educación ha de estar ligada con su vida personal, social y familiar, y así su educación será más real. 


El caso de Litang i su carta del minuto 42 es un ejemplo de lo que una persona, aunque no tenga el conocimiento de cómo hacer una práctica, sabe otras cosas. También habla de la necesidad, motivación de Litang de aprender, de descubrir, que puede compararse en la falta de motivación y el mal funcionamiento de la educación.

Que bueno es el ejemplo del 1h 12 min. en el que destierra el discurso de NO escribas mal en los típicos mensaje móvil de adolescentes a trazar un ''puente'' entre esto y un objetivo académico, como la fonética.

1 comentari:

  1. El ejemplo de Litang y los odontólogos brillante como ilustración de la idea de competencia. Es interesate ver como lo que nos parece más importante y primero (el dominio del lenguaje) el una consecuencia última de una necesidad (la comunicación discursiva). Muchas gracias por seguir ahí

    ResponElimina